El saqueo de argentina

Fernando de la Rúa parecía ser la solución a los problemas argentinos allá por el 1999, cuando su campaña acabó con el gobierno de Menem en las tierras argentinas; con sus propuestas de centro Izquierda, que pronto se transformaron en los pasos dictados por el Fondo Monetario Internacional, un camino trazado para la destitución del pueblo de sus poderes sobre las tierras, un tratado para regalar la patria. Los pasos hacia la ruina argentina.
El pueblo inconforme, difícilmente deja morir sus esperanzas, ante la unión de miles de voces, hasta el león burgués más fiero tiembla. Argentina había sufrido mucho ya entregando concesiones petrolíferas a REPSOL; las fuentes de trabajo y riqueza del pueblo fueron regaladas a manos extranjeras.
La rebelión fue general, miles de voces juntas gritando “El pueblo no se va”, mostrando la unión ante las dificultadas; madres, padres, estudiantes, maestros, médicos, niños y ancianos, todos al grito de la democracia. Es obvio: Una vez que la base de la pirámide que Maslow plantea - necesidades fisiológicas básicas: comer, beber, dormir, respirar, poseer refugio -  se inestabiliza, es muy difícil no gestar una revolución.
Las muertes por desnutrición eran incontrolables, la deuda externa argentina ha empobrecido al país grandemente, mientras que los negocios que las causaron enriquecen a sus empresarios, banqueros, políticos, corruptos todos; todos dispuestos a servir al dios del dinero y olvidar a su país, su gente. El contraste de los grandes rascacielos con la pobreza extrema de los pueblos aledaños, los niños de Tucumán jugando en la basura, mientras la clase política camina en pisos de mármol bajo techos con decoraciones barrocas, sillones de terciopelo y cortinas de seda: el palacio de gobierno era el cielo, y sus calderas y chimeneas eran alimentadas con el sacrificio de sus ciudadanos.
Pareciera que la historia latinoamericana estuviera condenada a repetirse una y otra vez en cada país del continente. La represión sin causa comienza desde tiempos muy tempranos, desde los nativos norteamericanos y su persecución, masacre y arrastre hacia la casi extinción; el pueblo mexicano y la destrucción de sus grandes ciudades, palacios y templos sagrados, la imposición religiosa repetida en todo el vasto continente, el saqueo de sus minas, cultura e historia; la destitución del poderío maya y esclavización de su gente; la masacre despiadada del pueblo inca; la imposición de colonias y explotación de los pueblos nativos como artículos desechables en la Plata, los cañaverales, en Potosí, y muchos otros pueblos que ahora yacen muertos de hambre, miseria y añoranza…
Cada pueblo americano tuvo su colonia, luego su nuevo gobierno, luego un dictador, luego un héroe, luego otro dictador, luego revolución, luego imposición disfrazada, más sufrimiento y nuevas revoluciones, nuevas maneras de represión y censura. Derrocamiento de los buenos gobiernos (Chille 11/09/1973), crisis generalizada (Doctrina del Shock): definitivamente, una fiesta para el ángel de la muerte. ¿Qué más puede hacer el pueblo agredido? ¿Quedarse callado y aguantar los golpes? ¿Esperar hasta morir de hambre? Argentina fue consciente del poder del pueblo una vez que hubieron derrotado a su gobierno represor, que murieron muchos, sí. Pero lo hicieron por la patria.
Curioso es que ahora se critique [En el mundo capitalista: los países capitalistas, reaccionarios a favor del sistema represor] a la presidenta Krichner por expropiar el petróleo de su país; por quitarle a REPSOL lo que le fue concedido de manera ilegal, violando la constitución argentina; Más curioso aún es que el presidente de México [Felipe Calderón Hinojosa] hable a favor de España [Antiguo colonizador del Anahuac] y desacreditando al gobierno argentino por algo que nosotros también hicimos el 18 de Marzo de 1938 al adueñarnos del petróleo en tierras mexicanas al modificar la constitución y hacer valer el derecho del pueblo de México de trabajar su propia riqueza. Lástima que ahora esté nuevamente en manos extranjeras, de manera indirecta claro, y que no podamos ni tratar nuestro propio petróleo para abaratar los precios de la gasolina y  otros derivados del mismo… Pero ese es otro tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa Tú Opinión